Colección

Los terrazos para interiores son aquellos que se utilizan, en su mayoría, lo que no significa siempre, en recintos cerrados como casas, pisos, colegios, hospitales etc. En caso de querer usarlos para exteriores, se recomienda que estén a techo cubierto pues a intemperie existe el riesgo de caídas debido a su resbalacidad.

Constan de 2 partes, la parte que vemos o “cara buena” y el “revés”. Es pues un material bicapa. La llamada “cara buena” está compuesta por una mezcla de áridos encabezada por cemento, que puede ser blanco o gris, polvo triturado de mármol claro, una mezcla de mármoles triturados de distinto tamaño o granulometría y, como último componente estarían los aditivos, tales como colorantes para la obtención de los distintos modelos. Así se consiguen diferentes acabados superficiales, lisos o rugosos, resaltando las formas y colores de sus componentes. El “revés” siempre está compuesto por cemento gris en proporción con arena .

En el proceso de fabricación se amasan, automáticamente y previo pesaje, los materiales y se procesan en las prensas para la elaboración de los terrazos. Los tiempos de prensado son distintos en cada material así como las granulometrías. Posteriormente y tras la espera en el proceso de secado, pasarán a la pulidora para su terminación y paletizado. Todos nuestros palets tienen 18m cuadrados de terrazo y un peso que oscila entre 1200 y 1500kg.


Copyright 2017 - Terrazos Peñalabra S.A. | Aviso Legal | Privacidad | Cookies

Diseño Web SpaceWEB